Guía Episodios Introducción Acto 1 Acto 2 Acto 3 Acto 4

Producción #V801 - Episodio 01
 


GUIÓN
Susanne Beck


DIRECCIÓN
Denise Byrd


PRODUCCIÓN
C
arol Stephens

SCREENGRABS
Judi Mair


GRÁFICOS
Lucia


TÍTULO EPISODIO GRÁFICO
MaryD

TRADUCCIÓN
Inma, Ana P. Alonso, shibeti


 

INTRODUCCIÓN

 

ABRE DE NEGRO:

 

EXT. COLINA - MEDIA MAÑANA

 

XENA y GABRIELLE están subiendo una larga y suave colina. Argo anda pesadamente tras ellas, pareciendo mas una mula empaquetada que un caballo de guerra. Están cubiertas de barro. Sobre su ropa, su piel y en su pelo. Incluso el saco de Argo está sembrado de manchas gigantes .

 

GABRIELLE

(en voz baja)

Qué no daría por un agradable y
caliente baño justo ahora.

 

XENA

Como que lo llevas diciendo
desde hace una hora.

 

 

GABRIELLE

Y seguiré diciéndolo hasta que
aparezca uno mágicamente.

(pausa)

Vamos, Xena. Míranos.
¡Parecemos un par de luchadoras
en el barro, rechazadas del
Palacio del Placer de Afrodita!

 

Continúan caminando.

 

Cuando alcanzan la cima de la colina, los ojos de Gabrielle se iluminan y una sonrisa corona su rostro.

 

GABRIELLE

(continua)

¡Xena, mira!  ¡Mis plegarias
han sido contestadas!

 

Extendida debajo de ellas, una pequeña, inmaculada y ordenada CIUDAD. Todos los CIUDADANOS, vestidos en tonos marrones y negros, caminan con imponente precisión hacia delante y hacia atrás, absortos en cualquier tarea que tengan entre manos. La escena es tranquila, y parece muy pacífica.

 

GABRIELLE

(continua)

Oh, puedo sentir ese baño caliente ahora.

 

Comienza a trotar bajando la colina, pero es detenida de un tirón por una mano de Xena en la parte de atrás de su top. Se libera y se gira hacia su compañera, con una mirada  encendida.

 

GABRIELLE

(continua)

¿Qué?

 

La expresión de Xena se vuelve seria.

 

XENA

Hay otra ciudad a una hora de camino.
Vamos a buscar esa.

 

GABRIELLE

¿¿Te burlas de mi??  Xena, me niego
a dar otro paso hasta que esté limpia.
¡Tengo barro en sitios donde
el barro no debería estar!

 

 

XENA

Gabrielle, esta ciudad.... es….
solo…no es apropiada para nosotras.

 

GABRIELLE

¿No es apropiada?

 

Gabrielle se gira y mira hacia abajo, al pacífico paisaje.

 

GABRIELLE

¿Qué es lo no apropiado?  Quiero decir...
de acuerdo, esa gente puede usar cierta
moda pasada, pero por otra parte, parece
limpia y pacífica.... ¡Y mira!
¡Hay una posada!  ¡Apuesto a que tienen tinas
del tamaño de un baño romano!

 

Xena suspira.

 

XENA

¿Has oído hablar de Virtua?

 

GABRIELLE

¿Quién es ella?

 

XENA

No es ella. Es una cosa.

 

Xena señala a la ciudad.

 

XENA

(continua)

ESO… es Virtua.

 

GABRIELLE

De acuerdo, tiene un nombre divertido....

 

XENA

Gabrielle, aquí adoran a las Virtudes.

(pausa, un tanto brusca)

Al pie de la letra.

 

La comprensión surge en los ojos de Gabrielle.

 

GABRIELLE

Hmm.

 

XENA

Si. Es como esa ciudad donde Tara
fue arrestada por bailar. Solo que aquí,
no solo no puedes bailar, no puedes
reír, no puedes cantar, no puedes....

 

La lista de Xena es detenida justo a tiempo por dos dedos presionados firmemente sobre sus labios.

 

GABRIELLE

(secamente)

Creo que he cogido la idea.

(pausa)

Xena, solo quiero un baño. No tenemos

que quedarnos aquí.  Estoy segura de que
ambas podemos ser “virtuosas” durante una hora.

 

Se mira a sí misma.

 

GABRIELLE

(continua)

O dos.

 

Xena permanece en silencio mientras intenta disimular una rascadura en su cubierto trasero con un estiramiento. Gabrielle la atrapa y sonríe satisfecha.

 

GABRIELLE

(continua)

Vamos, Xena, sé que quieres estar
limpia tanto como yo. Quiero decir,
tienen mucho más barro encima que yo,
y apuesto que debajo de esos cueros,
estás acalorada… irritada… sudorosa… 

 

Olfatea burlonamente a su compañera, después se echa hacia atrás.

 

GABRIELLE

(continua)

…apestosa....

 

Xena gira los ojos, después sonríe.

 

 

XENA

De acuerdo. Pero no
mas de una hora.

 

GABRIELLE

¡Si!

 

Mientras Gabrielle retoma su carrera bajando la colina, Xena levanta su brazo y huele.

 

XENA

(en voz baja)

O dos.

 

FUNDE A:

 

EXT. CIUDAD - DÍA

 

Xena y Gabrielle están cruzando la ciudad, Argo a remolque. Responden a las miradas de los ciudadanos con educadas inclinaciones de cabeza.

 

GABRIELLE

(suavemente)

Wow.  Nunca había visto
una ciudad tan silenciosa antes.

 

Echa una mirada a una larga familia que pasa silenciosamente a su lado.

 

GABRIELLE

(continua)

Incluso los niños están callados.

 

Mientras continúan penetrando en la ciudad, se oye la primera voz humana. Es la de un MENDIGO CIEGO, vestido con oscuros harapos y  encogido en la esquina de uno de los edificios.

 

MENDIGO

¡Caridad para un pobre!
¡Caridad para un pobre!

 

Gabrielle se detiene y lo considera. Su natural compasión le pide que ayude al hombre, pero su bolsa es escasa, y no está segura de cuantos dinares le costará tomar un baño. Levanta la mirada ante un codazo de Xena. 

 

GABRIELLE

(suavemente)

¿Qué?

 

En lugar de contestar, Xena levanta una ceja, mira al mendigo, después a la ciudad, y luego a Gabrielle.

 

La expresión de Gabrielle se ilumina.

 

GABRIELLE

¡Oh! Lo cojo.  Caridad, ¿verdad?

 

 

Xena sonríe.

 

Gabrielle busca en su bolsillo y saca un dinar. Acercándose, lo coloca en un cuenco de tosca madera a los pies del mendigo.

 

GABRIELLE

(continua)

Aquí tiene, señor. Suficiente para
una buena comida, y una buena habitación.

 

MENDIGO

¡Oh, gracias, buena mujer!
Ciertamente eres virtuosa
.

 

Sonriendo, Gabrielle se endereza.

 

El mendigo se inclina hacia adelante y olfatea.

 

MENDIGO

¿Eres una criadora de cerdos?

 

Xena da un resoplido mientras Gabrielle enrojece avergonzada y da un paso atrás. Rápidamente se recupera. Ahora que le ha dado casi la mitad de su dinero al mendigo, los pensamientos de un humeante baño en una confortable posada vuelan por una  proverbial ventana. Suspira.

 

GABRIELLE

¿Puedes decirme donde
están los baños públicos?

 

MENDIGO

Claro. Recto por ese camino y
a tu derecha, buena mujer. Los mejores
baños de Virtua.  No puedes perdértelos.

(pausa)

Por supuesto, tendrás que
dejar tus cerdos fuera.

 

Xena resopla de nuevo. Gabrielle le lanza una mirada.

 

 

GABRIELLE

Yo… seguro que haré eso, señor.
Gracias por su amabilidad.

 

MENDIGO

Y gracias a ti, buena mujer.
Que las Virtudes te bendigan a ti y a los tuyos.

 

GABRIELLE

Y que te bendigan a ti también.

 

Recogiendo a Xena con una mirada, Gabrielle se dirige en la dirección indicada, solo para desviarse a la derecha cuando algo atrapa su mirada.

 

Es un JARDÍN como los que ella, en sus muchos viajes, ha visto nunca. Flores de todos los matices imaginables en un despliegue de color casi tan amplio como el ojo puede ver. La entrada al jardín está protegida por un decorado ARCO. FRESCOS de las VIRTUDES decoran el arco, añadiendo más belleza y color. Gabrielle está extasiada.

 

GABRIELLE

(continua)

Por los dioses, Xena, ¿has visto
algo más bello?

 

Sin pensar, da un paso bajo el arco para acercarse a examinar mas de cerca el jardín.

 

Antes de que pueda dar otro paso, es repentinamente rodeada por un grupo de GUARDIAS vestidos de negro portando largas LANZAS. Es agarrada por los brazos, empujada hacia atrás a través del arco.

 

Con una máscara de furia en su rostro, Xena salta hacia adelante.

 

XENA

¿Qué pasa aquí?

 

CAPITÁN DE LA GUARDIA

Esta…mujer… ha sido atrapada
violando el Jardín Sagrado.

 

XENA

¿Y?

 

CAPITÁN DE LA GUARDIA

Es un crimen al orden superior.
Si es encontrada culpable, la pena

(pausa)

es la muerte.

 

 

FUNDIDO A NEGRO.
 

FIN DE LA INTRODUCCIÓN

 

ACTO PRIMERO