Guía Episodios Introducción Acto 1 Acto 2 Acto 3 Acto 4

Producción #V802 - Episodio 02
 


GUIÓN
Melissa Good


DIRECCIÓN
Denise Byrd


PRODUCCIÓN
C
arol Stephens

SCREENGRABS
Judi Mair


GRÁFICOS
Lucia


TITULO EPISODIO GRÁFICO
MaryD

TRADUCCIÓN
Inma, Ana P. Alonso, Ligia


 

INTRODUCCIÓN

 

ABRE DE NEGRO:

 

EXT. ACOGEDOR CAMPAMENTO A ORILLAS DE UN LAGO - NOCHE

 

Xena y Gabrielle se sientan sobre sus ropas de cama. Su campamento esta arreglado a su alrededor, limpio y ordenado. Un lago cercano refleja la puesta de sol. Una cacerola de algo está hirviendo en el fuego. Argo permanece apartado a un lado, mordisqueando la hierba. Todo parece tan atractivo y confortable como una alcoba al aire libre posiblemente pueda parecer.

 

No obstante, Xena está afilando su espada, su humor decididamente irritable.

 

 

XENA

Hijo de una Bacanal.

 

Gabrielle remueve la cazuela. Mira sobre su hombro a Xena con expresión divertida.

 

GABRIELLE

Venga, Xena, anímate.

 

Xena la fulmina con la mirada.

 

XENA

¿Animarme? Gabrielle, ¿eres consciente de
lo que significa que él cogiera mi chakram?

 

Gabrielle le da otra vuelta a la cazuela, sacando la cuchara y degustando su creación. Se lame los labios con aprobación.

 

GABRIELLE

Claro que me doy cuenta.

 

 

XENA

Bien.

 

GABRIELLE

Significa que quiere algo.

(pausa)

Otra vez.

(en voz baja)

Es decir, aparte de ti.

 

Xena mira al cielo exasperada.

 

XENA

No empieces. No creo

que sea eso esta vez.

 

 

Gabrielle mira también al cielo exasperada.

 

GABRIELLE

Xena, sé realista. Siempre ha sido eso.

Puede que haya algo ADEMÁS

de eso, pero nunca ha sido así.

 

Xena aparta su espada dentro de su funda y la lanza hacia un lado.

 

XENA

Casi lo había recuperado.

¡¡¡Hijo de Bacanal!!!

 

Gabrielle sacude su cabeza y se alza sobre sus rodillas, arrastrándose hacia donde Xena está sentada.

 

GABRIELLE

Recuéstate. Vamos a ver si un masaje en la espalda

no conseguirá que dejes de estar tan gruñona.

 

Xena mira a Gabrielle ofendida.

 

XENA

¡Yo no estoy gruñona!

 

Gabrielle cruza los brazos sobre el pecho.

 

GABRIELLE

¿Así que no quieres un masaje?

 

XENA

Yo no he dicho eso.

 

Gabrielle señala hacia el lecho. De mala gana, Xena se recuesta sobre el estómago y descansa su barbilla en los antebrazos, mientras Gabrielle la monta a horcajadas y comienza a darle un masaje.

 

FUNDIDO A:

 

EXT. CAMINO POLVORIENTO - DIA

 

Xena y Gabrielle caminan a lo largo del sendero con Argo marchando detrás. Xena patea las piedras que va encontrando delante mientras entra en algún tipo de misteriosa rutina.

 

Gabrielle observa a Xena, sus labios moviéndose mientras intenta descubrir la pauta que Xena está usando.

 

XENA

Quizá no se trate de mí esta vez.

Quizá sea que va detrás del chakram.

 

 

GABRIELLE

¿Uh?

(mirando arriba)

Oh. Ares. Exacto.

(frunciendo el ceño)

¿Por qué querría tenerlo?

 

Xena continúa pateando piedras.

 

XENA

Puede que quiera recuperarlo.

 

GABRIELLE

¿Recuperarlo?

 

XENA

Para empezar, él es quien me

lo dio. Decía que era un arma

que se ajustaba a mi naturaleza.

 

GABRIELLE

Cual, ¿circular?

(sonriendo)

Xena, aún si quisiese reclamarlo

después de todo este tiempo - este

no es el chakram que te dio.

 

Xena parece pensativa.

 

GABRIELLE

(Continua)

Ha crecido, al igual que tú.

 

Xena se gira y mira a Gabrielle.

 

XENA

Al igual que ambas.

(sonriendo)

Sí, buena observación. Puede que consiga

más de lo que calcula.

 

GABRIELLE

Probablemente regresará aquí arrojándotelo

de vuelta en cualquier momento.

 

 

Gabrielle enlaza su brazo con el de Xena y se dirigen camino abajo.

 

FUNDIDO A:

 

INT. TEMPLO DE ARES - DIA

 

El interior de este edificio de piedra está en ruinas. Partes del muro mismo están ausentes y el sol se filtra a través de agujeros en el techo. El altar está agrietado y caído en pedazos, y la imponente escultura, tendida en pequeños fragmentos de mármol sobre el suelo. Ares pasea adentro, vestido con su habitual número de cueros y cadenas metálicas. Se detiene en medio del piso y gira alrededor lentamente, examinando la destrucción.

 

Andando hacia el altar, recoge un nido de pájaros de una de las hendiduras y le da la vuelta, vaciando los huevos en su mano. Uno a uno suelta los huevos hasta hacerlos añicos sobre el suelo.

 

Limpia sus manos y las pone sobre sus caderas. Mientras se da la vuelta, el sol hace destellar el chakram colgado de su cinturón – misteriosamente en el mismo lugar donde Xena usualmente lo lleva.

 

ARES

Lo primero es lo primero.

 

 

Ares extrae un guante de piel de su cinturón y se lo pone en la mano, entonces toma el chakram arriba en su puño y lo sostiene alzado enfrente de él. Refleja el sol en sus ojos y ríe.

 

ARES

(Continua)

Has pasado demasiado

tiempo con ella. Necesito

devolverte a tus orígenes.

 

FUNDIDO A NEGRO.

 

FIN DE LA INTRODUCCIÓN

 

ACTO UNO