Guía Episodios Introducción Acto 1 Acto 2 Acto 3 Acto 4

Producción #V814 - Episodio 14
(Final de temporada)
 


GUIÓN
Melissa Good


DIRECCIÓN
Denise Byrd


PRODUCCIÓN
C
arol Stephens

SCREENGRABS
Judi Mair


GRÁFICOS
Lucia


TÍTULO EPISODIO GRÁFICO
MaryD

TRADUCCIÓN
XENACENTRO


INTRODUCCIÓN

 

ABRE DE NEGRO:

 

EXT. UN CAMINO MUY POLVORIENTO - ATARDECER

 

Está oscuro y parece que habrá una tormenta esta noche.  Xena y Gabrielle caminan entre una serie de huellas irregulares de carreta, al término de otro día de una serie de días interminables.

 

Xena patea una piedra frente a ella.  Gabrielle practica juegos malabares usando tres piñas de pino.  Argo II camina sin prisa tras ellas.

 

GABRIELLE

¿Quieres tratar de hacer una

casa en los árboles esta noche?

 

Xena patea la piedra más adelante.

 

XENA

¿Una casa en los árboles?

 

GABRIELLE

Sí, ya sabes, como vimos a los

monos hacer una vez.  Algo 

diferente, para cambiar de rutina.

 

 

XENA

¿Me estás diciendo que

estás aburrida de mis fogatas?

 

Gabrielle sigue sus juegos malabares en silencio.

 

XENA

(continúa)

¿Gabrielle?

 

Gabrielle le tira a Xena las piñas.  Xena las recoge y se las devuelve.  Empiezan a jugar entre ellas.

 

GABRIELLE

Tú eres la que siempre

dice que necesitas variedad.

 

Xena recolecta las tres piñas.  Los lanza sobre su cabeza al bosque, y vuelve a acompañar a Gabrielle a mitad del camino.

 

XENA

¿Qué tal si jugamos a hacer

el mono otro día?  Hay un

pueblo a la orilla del mar, un

poco más adelante del camino.

 

Hace una pausa y mira hacia arriba.

 

XENA

(continúa)

Con esas nubes, prefiero

estar bajo techo.

 

Gabrielle se anima.

 

GABRIELLE

Sí, Me gustaría algo

más suave que…um…

 

Xena pone su brazo sobre los hombros de Gabrielle.

 

XENA

¿Qué?

 

Gabrielle acaricia varias partes del cuerpo de Xena, y empieza a silbar.

 

GABRIELLE

Oye, tiraste mis

piñas de pino.

 

XENA

Pensé que ya habías

terminado con ellas.

 

Gabrielle frunce el ceño.

 

GABRIELLE

Ey, estoy mejorando con eso.

Creo que cuando estuve en tu

cuerpo se me pegó algo.

 

XENA

¿Hmm, todavía no puedes

oler el agua eh?

 

 

Gabrielle hace una mueca.

 

GABRIELLE

Esa parte de estar en

tu cuerpo no la extraño.

 

XENA

 (fingiendose insultada)

¿Ajá?  ¿Hay algo que sí extrañes?

 

Gabrielle mira a Xena y sonríe con satisfacción.

 

CORTE A:

 

EXT. UN QUIETO Y SENCILLO PUEBLO AL ORILLA DE MAR - ANOCHECER

 

El cielo está lleno de nubarrones casi cubriendo la puesta del sol.  Hace que se vea más bello su reflejo sobre el agua.  Gabrielle lo observa mientras caminan hacia la entrada del pueblo.

 

GABRIELLE

¿No es bellísimo?

 

 

XENA

Para un marinero, no.

 

Gabrielle se detiene.  Xena para junto a ella.  El viento arrecia y mueve sus cabellos contra sus espaldas mientras miran el sol pintando las olas de carmesí.

 

GABRIELLE

Entonces me alegro de no ser marinero.

 

Xena agarra el hombro de Gabrielle.  Se dan la vuelta y caminan hacia la entrada del pueblo.  El lugar parece estar casi abandonado.  Unas aves cruzan el camino en frente de ellas y varias gaviotas vuelan en el aire.

 

XENA

Qué silencio.

 

GABRIELLE

Sí.

 

Hay varias chozas dispersadas a través de la aldea.  Redes de pesca cuelgan frente muchas de ellas, pero otras parecen estar vacías y abandonadas.  Un mercado vacío recorre la línea de la costa, con sólo un par de cajas y gavillas de paja olvidadas en su interior.

 

Las pezuñas de Argo II suenan muy ruidosas en el camino.

 

Cerca del final del pueblo hay un edificio pequeño, de un solo piso, con habitaciones orientadas en varios ángulos y diferentes direcciones.  Una puerta se abre en la parte frontal y un hombre sale rápidamente. Llas ve y se acerca hacia ellas.

 

XENA

¿Será eso una buena señal?

 

GABRIELLE

Supongo que pronto lo sabremos.

 

El hombre las alcanza.

 

HOMBRE

¡Bienvenidas viajeras! ¡Bienvenidas!

 

GABRIELLE

 (a un lado)

Hasta ahora va bien.

 

 

XENA

Gracias.  Estamos buscando un

lugar donde alojarnos por…

 

HOMBRE

¿Un cuarto? ¿Un cuarto para esta noche?  ¡O sí!

¡Sí, tenemos uno! Tenemos varios...

Tenemos grandes, y uno chico.

Por qué no me acompañan... ¡Estoy seguro que

os podemos poner muy, muy cómodas!

 

Xena y Gabrielle intercambian miradas.

 

GABRIELLE

Por supuesto.  Eso suena muy bien.  ¡Gracias!

 

El hombre las encamina al edificio de sólo un piso, girándose, continuamente, para ver si lo siguen, su expresión es algo ansiosa.

 

CORTE A:

 

INTERIOR DEL LA POSADA - ATARDECER

 

Retumban los truenos causando que tiemblen las paredes.  Xena y Gabrielle se relajan en una mesa, la única mesa ocupada en toda la posada.  Tienen el lugar completamente para ellas.

 

GABRIELLE

Es…um…

 

XENA

Muy silencioso.

 

GABRIELLE

Sí.

 

XENA

Me gusta.

 

Xena toma un trago de su bebida.  El posadero entra y se acerca apresuradamente.

 

POSADERO

Bueno, bueno, ¿Os parece todo bien?

 

GABRIELLE

Muy bien.  ¿Dijiste algo

sobre un cuarto?

 

POSADERO

¡Sí!  Ah, sí.  Tengo un maravilloso,

y bello dormitorio para vosotras.

(pausa)

Y.... y....

 

XENA

¿Y?

 

El posadero parece un poco nervioso mientras escucha caer la lluvia

 

POSADERO

Ya que sois mis

primeras clientes esta noche,

os tengo un trato especial.

 

Xena ojea el cuarto vacío, luego mira escépticamente al posadero.

 

XENA

¿Primeras clientes?  Las

únicas clientes, apuesto.

 

 

GABRIELLE

Shh, Xena.

(al posadero)

¿Cuál es el trato?

 

POSADERO

¡Nuestro famoso baño de lodo termal!

¡Os lo dejo gratis!

 

Xena y Gabrielle se miran mutuamente.

 

GABRIELLE

¿Baño de lodo?

 

XENA

¿Cobras por un baño de lodo?

Puedo ir afuera y darme una

docena de ellos, gratis.

 

El posadero ríe nerviosamente.

 

POSADERO

No no.... Este es un lodo especial.

¡Es muy bueno para tu constitución!

 

Mira a Gabrielle y a Xena.

 

POSADERO

(continúa)

Realza la belleza

Vamos.  ¡Es algo magnífico!

 

Xena se rasca la barbilla.

 

GABRIELLE

(escudriñando a Xena)

¿Tenemos elección?

 

Xena arquea las cejas.

 

XENA

Qué diablos. 

Probaré cualquier cosa.

 

Echa un vistazo a una sonriente Gabrielle.

 

XENA

(continúa)

Casi.

 

POSADERO

¡Prepararé todo!

¡No osarrepentiréis!

 

El posadero se retira.  Xena y Gabrielle terminan la comida que tienen enfrente.  La calma del cuarto es casi agobiante, solamente interrumpida por el sonido de la de la lluvia golpeando el suelo.

 

GABRIELLE

¿Te parece este lugar

un tanto escalofriante?

 

 

Xena se encoge de hombros.

 

XENA

¿Qué es escalofriante

para nosotras?

 

Gabrielle muerde su manzana con aire pensativo.

 

GABRIELLE

Hmh.

 

Le ofrece la manzana a Xena.

 

GABRIELLE

(continúa)

¿Quieres un poco?

 

Xena se inclina y muerde un pedazo.

 

CORTE A:

 

INT. CUARTO EN LA TABERNA - NOCHE

 

Los truenos sacuden el edificio.  Las candelas tiemblan.  Las contraventanas golpean las paredes.

 

El cuarto es grande, relativamente sencillo, con una gran tina en el centro.  Dentro de la tina está sentada Xena, enterrada hasta el cuello en lodo.  La expresión en su rostro lo dice todo.

 

Gabrielle entra.  Rodea dos veces la tina.  Luego se inclina sobre ésta.

 

GABRIELLE

Sabes, Xena....

 

 

XENA

No lo digas. Ni lo pienses.

O te arrepentirás.

 

Gabrielle se unta un dedo con lodo y lo examina.

 

GABRIELLE

Ni siquiera es líquido.

Es más como....

 

XENA

Budín.

 

GABRIELLE

Si.

 

XENA

Esto es todo.

Yo me salgo de aquí.

 

Xena sale de la tina.  Está cubierta de los pies a la cabeza de la sustancia gelatinosa.  Sale del lodo, produciendo un sonido pegajoso y se sacude del pie varios grumos.

 

XENA

(continúa)

Fabuloso. Simplemente

fabuloso.

 

 

Gabrielle trata de sofocar la risa.  Xena se limpia el dorso de la mano en la cara, cubriéndose los labios de lodo.

 

XENA

(continúa)

Ajh… ufh.... ¿eh?

 

Xena se lame los labios.  Su expresión se altera.  Gabrielle se aproxima con curiosidad

 

GABRIELLE

¿Qué?

 

XENA

Mm. No está mal.

 

Gabrielle agarra un poquito de lodo de la piel de Xena y lo olfatea.  Cautelosamente, lo prueba.  Intrigada, empuja a Xena hacia la cama.

 

GABRIELLE

Estás cubierta de esto.

 

 

XENA

Bueno.  Tendré que ponerme bajo

la lluvia para quitármelo.

 

Gabrielle comienza a sonreír.

 

GABRIELLE

Es... dulce.

(pausa)

Creo que me gustará.

 

Lentamente, Gabrielle acuesta a Xena, se sube a horcajadas sobre ella mientras Xena permanece boca arriba.

 

XENA

¿Qué estás haciendo?

 

Gabrielle se quita su vestimenta y menea sus dedos, con una sonrisa diabólica en su cara.

 

GABRIELLE

Tomando el postre.

 

 

Afuera la tormenta arrecia.  A lo lejos se escucha el tañer de una campana, pero el sonido queda ahogado por un trueno.  Xena se arquea y apaga la vela, sonriendo mientras que Gabrielle se acerca a ella.

 

 

En la oscuridad, resuena el tañido de la campana. 

 

FUNDIDO A NEGRO.

 

FIN DE LA INTRODUCCIÓN

 

ACTO UNO

 

 

Hit Counter